Los hombros de América, el futuro del país según Fausto Verdial

El Miope. Texto de Humberto Sánchez Amaya (@HumbertoSanchez) publicado previamente en El Nacional

Pelearon en la guerra civil española y los derrotaron. La batalla, los muertos, la cárcel y el exilio. Ese es el pasado de dos españoles, Javier y Manuel, que llegaron a Venezuela, son vecinos, y sus hijos, ambos nacidos en estos lares, son novios.

Las cervezas en la tarde no son para relajarse. Más bien intensifican las más acaloradas discusiones. Cuánto influye la espera por la muerte de un hombre para que un vivo decida su destino. Regresar o no. Ver si la lucha valió la pena, la esperanza por ser parte de la reconstrucción.

La obra, que presenta el Grupo Actoral 80 desde ayer en el Trasnocho Cultural, fue escrita por Fausto Verdial y estrenada en 1991 bajo la dirección de José Ignacio Cabrujas. Aquella vez formaron parte del elenco Orlando Urdaneta, Tania Sarabia, Marisela Berti, Héctor Manrique, Martha Estrada y el propio Verdial. Ahora, en el escenario estarán Juan Carlos Ogando, Marcela Girón, Pedro Borgo y Stefany Frade, además de Estrada y Manrique, que también dirige.

La única diferencia es que en el pasado la reflexión sobre el mensaje de la obra no pasaba de la anécdota de un fenómeno que marcó el desarrollo de la Venezuela moderna, en este caso muy preciso, la emigración española. Ahora, casi 30 años después, el tema de la diáspora, el desarraigo, la nostalgia y el país desde la distancia rondan decisiones y deseos. La necesidad de pertenecer a un sitio para no sentirse un desplazado de tantas partes.

“Creo que Fausto, sin saberlo, la escribió para este momento. Es una mera muy lúcida que tiene de tratar el tema de la emigración, desde la benevolencia, que era siempre el humor. Él era un mago en eso. Recordemos que fue uno de los guionistas de la época de oro de Radio rochela. Para mí era una obra muy emotiva, llena de pintoresquismo, pero nunca pensé que íbamos a vivir esto. Tengo nueve sobrinos y seis de ellos están afuera. Es un tema recurrente también en mi casa. Me preguntan cuándo nos iremos. Espero que la obra sea saludable, para ayudarnos a comprender esto que nos está pasando. Estamos aprendiendo a emigrar con enorme dolor”, dice Manrique.

 

Foto de Henry Delgado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.