Los increíbles 2, sin villano intimidante

El Miope. Texto de Humberto Sánchez Amaya (@HumbertoSanchez) publicado previamente en El Nacional

Se percibe un tedio entre los miembros de la familia Parr. Mr. Increíble y Elastigirl viven a la sombra debido a que los superhéroes están ilegalizados. Y como son unos venidos a menos residen en un hotel de poca monta.

La cinta Los increíbles 2 viene a saldar una deuda de hace más de una década. La primera entrega se convirtió en un filme de culto del cine animado. Ahora, de nuevo bajo la dirección de Brad Bird, los estudios Pixar apuestan por retomar una historia con ímpetu y múltiples lecturas sobre la vida en pareja y el sentido de la existencia, más allá de la constante lucha entre el bien y el mal.

No ha transcurrido mucho tiempo en la historia. De hecho, se abre camino desde allí donde la primera parte concluyó. Las cuentas por pagar, los conflictos adolescentes de Violeta, los problemas académicos de Dash y las exigencias de Jack-Jack (el bebé con poderes inciertos que es cada vez más absorbente) son parte de una rutina que no termina de apasionar.

Esta vez Bird, quien también es guionista como en la primera edición, busca contextualizar su trabajo en el debate de mayor envergadura en la actual industria de Hollywood: el empoderamiento de la mujer. Por eso, la situación es diferente.

En la primera parte Mr. Increíble es quien tiene un trabajo, que no soporta en absoluto, con el que logra pagar las deudas de su familia clase media, y en las noches, con su amigo Lucius Best, persigue a ladronzuelos.

Mientras, Elastigirl se queda en casa atendiendo los quehaceres del hogar. Pero en Los increíbles 2 es ella quien realiza una misión para reivindicar la figura de los superhéroes ante unas autoridades que los prohíben a pesar de la popularidad que tienen entre los ciudadanos. Se trata de una misión secreta que cuando se revela muestra directamente a las personas la perspectiva de los personajes en su lucha contra el crimen.

Quienes los impulsan a salir del ostracismo consideran que se ha dado a conocer una imagen sesgada del rol de los superhéroes, la que a los políticos les conviene para causar temor entre los habitantes de la ciudad. Y es ella la elegida para liderar la empresa.

Por eso, será encomendada a realizar misiones secretas para atrapar a un misterioso individuo que mantiene agobiada a la población. Si bien el conflicto entre protagonista y villano parece ser el centro de la atención, hay otros problemas que surgen en la película que pueden resultar más interesantes que el principal.

Las razones de la maldad de la contraparte no convencen como ocurrió con el resentimiento de Síndrome en la primera, lo que le resta fuerza al conflicto. Pero nuevas tensiones propician el interés por la película, como cuando Mr. Increíble se ve obligado a aceptar que no tiene que ser él quien lleve las imperantes responsabilidades de la familia.

Estas subtramas lucen atrayentes, aunque la ausencia de un villano atemorizante en el enfrentamiento central es la debilidad del largometraje. Ahora bien, la cinta que se estrenó ayer en Venezuela se libra de ser un manifiesto que enfrenta a hombres y mujeres, pues en su tercer acto es ostensible que la preocupación apunta a despertar una vocación y una pasión más que a una lucha por roles en la familia. En realidad se apuesta por el trabajo mancomunado.

Si te gustó el contenido, puedes ayudarnos a crecer y hacer click acá

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close