La firma esperada

Dos días después de ser juramentado como presidente, Barack Obama ordenó el cierre de la prisión de Guantánamo y de las cárceles secretas de la mal famosa Agencia Central de Inteligencia. Muchos esperamos que no sólo sea un acto simbólico para cumplir una promesa electoral, y que no se repita la historia de los lugares clandestinos para el encierro y tortura de presuntos terroristas. Porque aunque hay un nuevo gobernante, la CIA no deja de ser la CIA. Así dice un amigo mio.

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.