Nacho es el Personaje del Año

Texto de Humberto Sánchez Amaya (@HumbertoSanchez) publicado previamente en El Nacional

Miguel Ignacio Mendoza fue elegido por los lectores de El Nacional como el Personaje del Año de la sección de Arte y Espectáculos del diario. “Es un honor haber sido elegido entre tantos venezolanos talentosos. Es una bendición de Dios. Conozco a tantos que admiro, famosos y no, que merecen estar acá. Es un orgullo que espero incentive a mis hijos en lo que quieran hacer”, afirma el integrante del dúo Chino y Nacho.

—¿Cómo fue el año para Nacho?

—¡Maravilloso! Con muchas oportunidades para compartir por diversos motivos con artistas que desde pequeño he admirado, como Alejandro Sanz, Jennifer López, Elvis Crespo, Daddy Yankee, Enrique Iglesias, Marc Anthony. Con todos me he emocionado, experiencias diferentes. Hicimos una gira maravillosa que incluyó Europa. Nació mi hijo Matías. Creo que no le puedo pedir más a la vida. Uno de los momentos más interesantes fue haber sido orador de orden en la Asamblea Nacional el 12 de febrero.

—También cobró notoriedad por temas sociales y políticos.

—Aunque no sean campos transitados por mí normalmente, pues lo mío siempre será la música, han sido expresiones sinceras de un ciudadano preocupado por la situación de su país que decidió dejar de pensar en lo que podía perder. Nada se hizo con otra intención que no sea desahogarme.

—Hay quienes dicen que Chino y Nacho tardaron mucho en expresar una opinión sobre el país. Afirman que no lo hicieron porque se presentaban en espectáculos organizados por el gobierno.

—Los adeptos al oficialismo aseguran que debemos nuestra carrera al gobierno. Nunca le hemos pedido un céntimo. En 2007, como todos los artistas venezolanos, nos presentamos en ferias oficialistas y de oposición, pero la situación no era tan candela como ahora. No había tanta división ni enfrentamiento. Uno no se sentía mal moralmente por participar en un acto del gobierno. Mientras no te metieras en temas políticos, lo que importaba era que te contrataran. En esa época no teníamos carrera internacional, ni pensábamos en eso. Venezuela no es un país acostumbrado a vender música digital. Acá es donde menos hemos vendido discos originales. Sin embargo, agradecemos el apoyo venezolano. Cuando nos montábamos en un escenario del gobierno, no lo hacíamos con la intención de apuntalarlo. Hacerlo ahorita sería una sinvergüenzura. No hemos conquistado nada gracias a la política, sino al trabajo duro. Participar en una feria del chavismo no promociona a ningún artista, porque si no estuviera pegado cualquier cantante. Al chavismo no le importa si el músico es bueno o malo, sino que esté con ellos.

—¿Qué opina de que Nicolás Maduro haya dicho que perdona a Chino y Nacho?

—Creo que es una de las tantas expresiones con poco sentido del presidente. Pero siempre me gusta creer en las buenas intenciones de la gente. Hay un fenómeno que se llama síndrome de la cúspide, que se da cuando alguien está muy arriba y los que lo rodean le dicen que es maravilloso para proteger intereses. Debe estar confundido por el poder que autoritariamente ha mantenido. Perdonar es bueno, aunque sigo esperando que me diga las cosas que nos perdona.

—¿Le da miedo que un día nadie escuche su música? ¿Qué haría de llegar ese momento?

—No me da miedo. El público decide cuánto tiempo querrá escucharlo a uno. Todo es transitorio. Siempre vienen nuevas generaciones, ideas, compositores, géneros. Hay que darle paso a eso. Como dije, no puedo pedirle más a la vida. Si la vida me sigue dando éxitos, los recibiré con cariño. Si no,  al menos quiero tener la oportunidad de hacer la música que disfruto y volver al origen de todo. Cuando uno ama la música, lo hace por inquietud personal, no por los demás. Siempre es satisfactorio contar con el público, pero lo otro también lo he experimentado. Dios me ha dado mucho y no me puedo quejar por lo que pasará.

—¿Qué opina de las críticas a la canción “Cuatro babys” de Maluma?

Hay mucha doble moral. Ese género no es inventado por él, existe desde hace muchos años. Viene de abajo y ha cobrado fuerza. Se llama trap y habla generalmente de problemas de calle y sexo. Quizá algunas radios apenas lo transmiten por su popularidad, pero nadie obliga a los jóvenes a escucharlo. Lo oyen porque les da la gana, por eso como padres tenemos que hablar con los hijos sin ningún tabú. La sexualidad acompaña al ser humano y cada quien hace lo que quiera en la intimidad. Somos seres humanos sexuales. Cuando un artista como Maluma quiere tratar este tema, debe advertir que es un mensaje para personas sexualmente responsables. No tenemos que apoyar la doble moral, aunque yo no haga ese género y no crea que use esas palabras en una de mis canciones. Mis hijos no son obra y gracia del Espíritu Santo, a la mayoría le gusta el sexo. Por eso, este tipo de canciones pueden ser usadas para echar leña al fuego de la sensualidad. El escándalo le ha dado fuerza al tema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close